¿Por qué aprovechar las prácticas profesionales no laborales de los Certificados de Profesionalidad?

¿Por qué aprovechar las prácticas profesionales no laborales de los Certificados de profesionalidad?

La importancia de las prácticas profesionales es innegable, tanto para las empresas como para los alumnos. El módulo de formación práctica en centros de trabajo se realizará una vez superados el resto de los módulos formativos del certificado de profesionalidad, por lo que la empresa se asegura una persona cualificada y el alumno poseer los conocimientos para poder aplicarlos.

Estas prácticas permiten a empresas, organizaciones y administraciones públicas, incorporar a sus equipos alumnos de cursos de Certificados de Profesionalidad en periodo de prácticas profesionales, sin coste alguno para las mismas.

En un primer momento la empresa puede tener la sensación de que va a ser una pérdida de tiempo, es decir un coste más, dado que un trabajador de la misma ha de ser el tutor, formar y vigilar la tarea que lleve a cabo el alumno en prácticas. Pero a medio plazo reportará beneficios:

  • El contacto con el mundo de la formación supondrá para la empresa disponer de personal cualificado que enriquecerá su plantilla.
  • La empresa inicia un proceso de apertura que le permite conocer las oportunidades que se ofrecen en el ámbito de la formación.
  • Las prácticas profesionales no laborales pueden ser de utilidad en los procesos selectivos. Permiten a las empresas descubrir a posibles candidatos y comprobar cómo se desenvuelven en el entorno laboral.

 A los alumnos les permite vincular los conocimientos teóricos adquiridos en un aula con el mercado laboral y las exigencias del mundo de la empresa, y supondrá la posibilidad de efectuar un conjunto de actividades profesionales que le permitan completar las competencias profesionales no adquiridas en el contexto formativo.

La duración no es la misma en todos los casos y es en este apartado, su duración, donde las empresas alegan obstáculos o problemas. Indican que son pocas las horas del módulo, pero 40, 80 o 220 horas, por poner ejemplos, puede dar mucho de sí cuando se ha realizado una buena planificación.

Por último pensemos que las prácticas son obligatorias para los alumnos que quieran adquirir estas titulaciones, al acogerlos les estamos dando una oportunidad y se la estamos dando a la empresa, por la experiencia que puede suponer y el valor que pueden aportar.

Nacho Cuesta Márquez
Coordinador del departamento de diseño en Grupo CONFORSA

Esta entrada fue publicada en Mercado. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *