La primera impresión on line

La primera impresión on line

Solo existe una oportunidad para causar una buena primera impresión, ¡aprovéchala! La primera impresión no es más que un juicio rápido que nos hacemos sobre una persona, empresa o situación que tenemos delante. Según dicen algunos entendidos el 15 % del éxito económico depende de la pericia y el conocimiento; el 85 % restante procede de la capacidad para comunicar y generar confianza y respeto.

Vivimos en un mundo lleno de estímulos y situaciones nuevas. Cada día, a pesar de la rutina, debemos enfrentarnos con situaciones y elementos con los que no habíamos tenido que enfrentarnos anteriormente.

A los pocos segundos de conocer a alguien, entrar en una empresa, visitar una web, o ver el perfil, ya hemos creado una opinión al respecto y hemos decidido como actuaremos. Esta teoría parte de una sencilla observación: cuando gusta lo que el receptor percibe, la gente ve lo mejor de ti o de la empresa, por el contrario cuando disgusta, se tiende a ver lo peor. Para intentar conseguir el objetivo de causar una buena primera impresión debemos seguir unos sencillos pasos:

  • Primero, envía señales de confianza.
  • Segundo, adaptarse, nos gusta la gente que se nos parece, por lo que sincronizarnos con el otro nos permite formar parte del mismo grupo. Cuando adaptamos conscientemente nuestros comportamientos, actitudes, expresiones y gestos a los de los demás, los hacemos sentirse cómodos.
  • Tercero: convencer es hacer que los demás deseen hacer lo que queremos que hagan, y eso requiere confianza. Para conseguirlo, debemos presentar nuestra postura o propuesta de forma lógica, y a continuación apelar a la imaginación para llegar a la emotividad de nuestro interlocutor.

Confianza, lógica y emoción, estos son los tres niveles que garantizan una comunicación efectiva.

La puesta en práctica exige que todas nuestras acciones estén guiadas por el principio KFC, por sus siglas en inglés. Significa saber (know) lo que queremos averiguar (find out) lo que estamos logrando y cambiar (change) tu modo de actuar hasta conseguir lo que deseas. Define lo que quieres en términos positivos, presta atención a las respuestas que recibes y prueba enfoques distintos, no repetitivos, hasta alcanzar el objetivo.

Nacho Cuesta Márquez
Coordinador del departamento de Diseño en Grupo Conforsa

Esta entrada fue publicada en Mercado. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *